Turqueta

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nuestra peli de terror.

Soy Plenamente consciente que como critica gastronómica hace falta decir lo bueno y lo malo de los sitios porque de lo contrario os estaría engañando.

Hoy dedico la publicación tras una temporada difícil para dedicar tiempo a esto, porque aunque no lo creáis, también puedo ir muy estresada al igual que vosotros.

Esta temporada se ha estrenado Turqueta, local de moda en Valencia perteneciente al grupo Saona, que por lo que se ve está dando mucho de que hablar dado que llevan solo 3 semanas abiertos.

Si nos centramos en diseño, lugares bonitos, ustedes coincidirán conmigo en que es un sitio precioso, con un gusto moderno siguiendo la linea que hasta ahora y tras su ultima reforma, el grupo saona ha estado marcando.

Turqueta que como su nombre indica hace referencia al turquesa, color que  el grupo Saona trata de hacer suyo, inspirándose en la cocina Mediterránea.

Ya sabéis que me gusta mucho hacer referencia a los diseños de los restaurantes que van en consonancia con el estilo gastronómico que sirven.

En Turqueta desde luego el grupo Saona se ha lucido, Ya hablaremos de Saona propiamente dicho.

¿Por qué se han lucido? bueno, han invertido tanto dinero en diseño y muebles que se han olvidado de lo importante, la comida.

Y de lo segundo más importante de un restaurante, el servicio.

La comida es mediocre, la carta parece espectacular como está detallada y  sin duda el diseño tambien atrae pero cuando te sirven un plato, el que sea, cualquiera se da cuenta, sin saber de cocina.

No todo se consigue con una vajilla bonita, en ocasiones es necesario poder disfrutar de platos con algo de sabor, concretamente con el sabor de lo que dicen que llevan.  Si padeces de tensión, es el lugar perfecto, porque desde luego ni un solo plato lleva sal.

Los primeros que pedimos, menú de Viernes noche para más referencias, fueron El queso provolone de primero, que por suerte para ellos era lo único que estaba bien hecho ya que la elaboración del plato consistía en fundir queso; La burrata, servida con tomate de la cual solo podemos decir que la burrata era insípida e insulsa, porque no llevaba nada mas que 4 cristales de sal y los gyonza congelados, se sabe porque por dentro aun estaban helados y por fuera la masa blanda y caliente, vamos perfectamente se puede decir que fueron descongelados en el microondas.

Segundos, pato laqueado del cual podemos decir que la carne del pato estaba buena pero les fallo muchísimo la guarnición, una especie de manzanas bañadas (literalmente)  en aceite y  fritas sin sal por supuesto, supongo que para apreciar bien el aceite. Otro plato fue   la hamburguesa de atún la cual era autos compacto en forma de hamburguesa, con soja por encima, mayonesa y pan y de nuevo, sin sal ni gracia. Por último, noodles con verduras, que exactamente eran los del paquete de wok que venden en los supermercados, los noodles estaban pasados y las verduras refritas.

Postre, tarta, las he visto más bonitas elaboradas por niñas de 10 años.  todo esto por 18€ , una estafa vaya.

Que pagas cuando vas a Turqueta, los muebles, porque ese menú, si quieren servirlo, no vale más de 6 € y me parece vergonzoso que un restaurante que trata ir de serio y se atreve a abrir en el centro de la ciudad sirvan comida congelada, sin elaboración alguna, sin gracia y encima te claven 20 € por cabeza, porque si lo dudaban, la bebida se paga aparte.

Si la osadía os parece mucha, podemos hablar de su equipo de camareros, de los cuales solo uno tenia experiencia como tal, niñas muy bonitas pero que no se saben la distribuición de las mesas, nos trajeron toda la noche platos que no nos correspondían, camareros que venían a ayudarlas convencidos de que son nuestros platos, torpes y sin educación, no te cambian los cubiertos para un nuevo plato, que es un detalle que los buenos restaurantes si mantienen y que Turqueta, ya que quiere jugar en la liga de los grandes, deberían de saber que se debe hacer.

El Argentino que va de Maitre nos trato como si fuéramos novatos, puso en duda que tuviéramos reserva y tardo 5 minutos en encontrar la reserva y asignar una mesa mientras por detrás, la cola crecía y crecía.

Dato, el restaurante ya había sufrido del cambio de carta en tan solo dos semanas abierto, la mitad del menú no podías pedirlo porque no estaba y es que pusieron platos que no habían practicado ellos mismos y otros que simplemente no tuvieron éxito entre los comensales por declararse como imposibles.

¿Puede un restaurante en Gran Vía de Valencia jugar a novatadas? si, cuentan con la suerte de que muchos irán a probar una vez pero pocos se quedarán y especialmente si siguen cobrando precios tan altos por basura recalentada, la gente no es tonta y en Valencia hay mil y un restaurantes que sin necesidad de un diseño tan ostentoso cocinan mejor, con productos frescos y a precios más bajos.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Yolanda dice:

    Pesima comida, muy mono el sitio y los camareros , no vamos a ver niños guapos, vamos a cenar.
    De la mitad decla carta no les quedaba , platos recalentados y no
    Puedes distinguir que es cada cosa, un desastre yo vomitanto y mi amiga sueltecita…nunca mas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s