COME Y CALLA

 

Muchos estáis hartos de que os publique cosas sobre este restaurante pero es una de las pequeñas joyas de Valencia escondida en el barrio Campanar que no puede pasar desapercibida.

¿No os pasa en vuestras ciudades que los restaurantes que están en el centro de la ciudad son los que más visitas y más representación tienen pero que hay otros que son brillantes y sin embargo hace falta conocer el barrio para saber de su existencia?

Pues eso es justo lo que sucede con Come y Calla. Dirigido por el Chef finalista a Masterchef, Alejandro Platero, es uno de los restaurantes con una carta y una expresión por el buen gusto de la cocina tradicional Valenciana llevada a un nuevo nivel.

Explico esto, no a todos nos tienen que gustar los mismos restaurantes como no a todos nos gustan los mismos estilos culinarios. Cada cual tiene un gusto y todos son validos y respetados. 

Yo misma puedo servir de símil para lo que pretendo decir, hay guías gastronómicas que se mantienen porque los restaurantes pagan para que ellas les den publicidad, hay otras guías gastronómicas que se refieren solo a restaurantes de estrella michelin o soles repsol, otras que se refieren a cocinas de un estilo por ejemplo vegetariana. Yo me dirijo a todo el publico, a mi nadie me invita a su restaurante porque entonces tendría que hablar bien de ellos y de hecho nunca me veréis la cara ni por redes sociales porque sino pierdo la gracia. Mi público es toda la gente en general y nadie en particular. Por lo que debo hablar de absolutamente cualquier cosa que se me antoje ( que ya lo hago) y de una manera fácil para que todos me comprendáis.

Alejandro Platero hace lo mismo con la cocina. Puede servirle un plato exquisito al “pijo mas redomado” pero también puede ( que es lo que hace en su cocina, con su carta, día a día) preparar platos deliciosos para todos los paladares y gustos teniendo como base la cocina tradicional, de temporada y por ende de mercado.

¿Podría llevar una estrella michelín? Os digo yo que sí. Pero no quiere. Le gusta el día a día de su barrio, el emblemático “ barrio de Campanar de Valencia” , le gusta su gente, le gusta eso y no quiere cambiarlo por menús de alta cocina porque es consciente de que todos deberían tener acceso a una carta y unos platos con una presentación intachable a un precio asequible y ahí es donde se la juega.

Porque el empleo de una calidad de producto alta a un precio asequible, genera pérdidas, pero a el no le importa. Prefiere tener el restaurante lleno y que el margen de beneficio sea reducido porque disfruta con lo que hace. Eso es lo que le hace ser un grande.

En come y calla… Puedes llevar a tu colega el tragón porque puede comer hasta que le salten las lagrimas y puedes llevar a tu amiga “ que está a dieta” porque hay opciones sanas y asequibles para todos. 

Y eso es lo que le transforma en el sueño de lo que muchos restaurantes quieren conseguir pero no han logrado todavía, ser un restaurante de barrio con clase. 

Sus precios por tanto son accesibles a todos tenéis una carta variada y excepcional y menús de medio día de lunes a viernes por 15,50 € y los fines de semana por 20 €.

Otro menú de tapas que os recomiendo por 20 €, donde os juro que os enamoraréis de su cocina. 

y al final, la única conclusión a la que llegaréis es que merece más la pena estar en un sitio tan acogedor, bonito y con una gastronomía tan magnifica, que perderse en el centro en una franquicia cualquiera. Porque si, las franquicias no están mal pero donde están las manos de un Chef que sabe lo que trabaja y cómo lo trabaja… que se quite todo lo demás.

Disponen de otro local que se llama Platero Utopic Food y que sin duda os encantará, va de hamburguesas y palitos de mozzarella, nachos  y bocatas pero ¡ QUÉ BOCATAS! de el, en otro post… mientras tanto…

Os dejo la web de come y calla para que ¡reservéis YA si no lo conocéis!

http://comeycallavalencia.com

¡AVE PLATERO!